Aceite de oliva

Aceites   

El Aceite de Oliva Perla Verde representa todos los valores de bio-sustentabilidad del fruto del olivo. Obtenemos nuestros aceites por medio de procesos mecánicos de prensado en frío, que garantizan la conservación de todas las propiedades de la aceituna. Sin agregados químicos ni procesos industriales, se trata de un producto de alta calidad, ofrecido con distintos grados de acidez.

 utiliza envases que preservan las características organolépticas del aceite y llevan hasta la mesa de nuestros consumidores un modo de fácil acceso al consumo de calidad, a la preservación de la salud e información.

Aceite de Oliva Virgen Extra

Aceite de Oliva Virgen

Aceite de Orujo de Oliva

Aceite de Oliva Virgen Extra

El aceite de oliva virgen extra posee una menor concentración de ácido oleico y por lo tanto su acidez es inferior al 0,8%. Esta baja acidez le confiere un intenso sabor afrutado, con un ligero toque ácido y un característico color verdoso.

Los expertos afirman que, por su composición nutricional, este tipo de aceite de oliva es el mejor que se puede consumir y posee asombrosas propiedades:

– Debido a su bajo contenido de ácidos grasos poliinsaturados, es más estable, tiene excelente resistencia frente a la oxidación y es el menos propenso a producir sustancias peligrosas para la salud.

– Por su contenido de ácido oleico y antioxidantes, ayuda a disminuir el riesgo cardiovascular, controlando los niveles de colesterol total. Aumenta los niveles de colesterol HDL (bueno) mientras disminuye los niveles de colesterol LDL (malo).

– Por su alto contenido de antioxidantes, previene el envejecimiento prematuro de la piel, así como otras enfermedades degenerativas causadas por la acción de los radicales libres.

– Las grasas contenidas en el aceite de oliva poseen una acción antiinflamatoria en el organismo humano, lo que ayuda a reducir el dolor articular y muscular.

– Debido a su textura, el aceite de oliva de mayor calidad ejerce un efecto lubricante sobre las mucosas intestinales, previniendo el estreñimiento de forma natural.

– El consumo de aceite de oliva virgen extra se relaciona con un menor riesgo de obesidad y diabetes tipo II, por el aporte de grasas saludables, que sustituyen las grasas nocivas.

Aceite de Oliva Virgen

El aceite de oliva virgen posee un grado de acidez por encima de 0,8% no pudiendo superar el 2,0%.

Su contenido en ácidos grasos libres suele ser más elevado, principalmente porque la aceituna no está en un estado ideal.

El sabor del aceite de oliva virgen suele ser más suave y contiene una menor cantidad de compuestos orgánicos y antioxidantes naturales.

    Aceite de Orujo de Oliva

    El aceite de orujo se obtiene mediante una mezcla de aceites de oliva virgen y otros aceites, obtenidos a través de procesos químicos del residuo sólido de la aceituna, conocido como orujo. Este tipo de aceite tiene un grado de acidez de un máximo de 1,5%, siendo apto para el consumo humano.

    El aceite de orujo es habitualmente usado en las cocinas de bares y restaurantes. Al tratarse de una grasa menos densa y más procesada, impregna mucho más los alimentos y se quema con más facilidad. Normalmente tiende a aportar más calorías a los platos.